sábado, 19 de agosto de 2017

MEDIO ALIVIO

Nos vamos, atacados por pequeños monstruos que conocen el futuro, predicen el próximo minuto, succionan los ánimos de hablar.

Se miran entre ellos a los ojos, deciden y disponen tu destino.

Exponen de tu carne por que el lenguaje, la comunicación verbal y literaria que conocíamos ya es obsoleta.

Caras con formas, paréntesis, puntos y signos de numeral son los nuevos jeroglíficos del 2018, o a cómo va esto no se si del siguiente mes, o la próxima semana va a reformularse todo, para que nos leamos nada más las caras, sin distinguir ningún tipo de sonido vocal.

No es que angustie el día de mañana o el hecho de estar, y encontrarte extraviado en medio de un océano de ojos tiernos que se transmiten mensajes inentendibles para este ser.
Necesito bajar un poco el volumen, necesito hablar un poco más lento, me voy a quedar masterizando los sonidos en esta consola clásica de los años ochenta.

La voy a tratar con cariño un poco obsesivo, de ese en el que te obligas a desconectar la fuente de poder después de darle uso al equipo, enrollas el cable metódicamente, ceremonioso te tomas el tiempo para guardarlo en el mismo estuche que se compró tres décadas atrás, gastado y con un par de señas que le dejaron incidentes de los cuales todavía te acuerdas y te lamentas, pero te sirven ahora para distinguir tu estuche del de unos cuantos otros compañeros que al igual que vos compraron ya varios años atrás, se dedican a producir igual que vos, y cuando trabajan juntos se forma un equipo hermético, una combinación de juguetes y operadores irrepetible.

Entonces terminan un producto, y se ven a los ojos entre todos con una complacencia profunda, ahí cerca del cuarto chakra, entre risas también se comunican como balbuceando a carcajadas en voz alta palabras incompletas y sonidos.

El proceso es prácticamente el mismo en comparación con el de hoy, pero el tiempo cambio el ritmo, no son las mismas revolución, y los equipos armados ya no sienten la misma satisfacción o es más efímero y menos entendible para nosotros, del punto de vista matemático para nosotros es como resolver ecuaciones en una calculadora.

Por como pienso, no sé si pertenezco más a ellos o a nosotros, porque pienso que me acuesto en una caja y cierro la puerta, a veces creo que acelero los procesos, pero a veces siento ese deleite de nuevo, la satisfacción de  completar un proyecto y disfrutar todo el trayecto sin que importe tanto el final, y esa dualidad me tiene vomitando estas letras hoy.

Llegamos a esa edad,

Y estamos aquí sentados varios de esos que vimos las orillas de las calles en Reparto San Juan, Los Robles, Ciudad Jardín, El Paraisito, Rafaela Herrera, Bello Horizonte y por supuesto Colonia Centroamérica, vimos estas calles más limpias de vehículos, nos vimos a nosotros sentados en los bordillos, en las cunetas y aceras acostados en el piso de estos que llamaron parques y que ahora son centros de entretenimiento a punto de reventar y desangrarse de miles de esos ojos nuevos.

Acelero y desacelero, esta ambigüedad cada vez un poco menos intensa, y dejo que la velocidad la decida mi ser, así respiro a mi ritmo y veo con más calma lo que me rodea, para después callarme de nuevo, hasta la próxima crisis.

viernes, 16 de junio de 2017

OSCURO




Zancudos en mi oído que zumban y siento que solamente molestan, estos mensajes de superación y autoayuda caen como el sol cuando llueve, como usar lentes que se empañan todo el tiempo y no me dejan simplemente ver las cosas a como mis ojos imperfectos las perciben, simplemente son artimañas de la fuerza para no ver el lado oscuro; todo una manipulación del mundo que quiere caminar en una sola dirección cuando hay más que eso.

Me pican el cuello, y detrás del codo, y se sienten una nube que te pican en los dedos y no encontras de qué manera pararlos, sofocan, no entienden que simplemente no los quiero escuchar, no los quiero leer, mucho menos pretendo seguirlos, no siento que sea así todo, y que únicamente las sonrisas y abrazos y corazones y las pláticas largas con tus amigos te ayuden.

Molestan más cuando salen de la boca de tus amigos, de tu familia, de la radio, de la TV, de los libros, en internet, y te ahogan con una lluvia que intenta asfixiarte y callarte, para que ni se te ocurra pensar que de la manera que te nace son las cosas; simplemente estar bien es lo correcto, y las cosas que te dice la sociedad son las que como individuo debes hacer, de lo contrario estas mal, según estos zancudos malditos.

Pero, y el Pesimismo de cada quien donde esta? Donde esta ese pesimismo del que me quiero alimentar? Eso no se puede! Sih!..

No lo vas a lograr; basa tus planes en las peores situaciones que podes esperar;

Sabes qué mundo? eso me suena más real;

Tal vez un poco más frio; pero y si eso es lo que busco? Sé que no te preocupas por lo que quiero, vine para algo, tengo un propósito y no debo levantar la cabeza a lo que decís que es lo correcto, por que vos me creaste y para ese fin específico me hiciste, según lo que veo entonces en mi mente retorcida sos un poco egocéntrico, porque ya decidiste mi vida desde que nací, de no ser así estoy mal, creo que mejor es crear maquinas, sino cual es el uso de mi conciencia, para que despierta, por qué cuestiona?

Sos frio también, no solamente bondadoso, sos egocéntrico también y no solamente benevolente, sos lo bueno y sos lo malo, porque de vos sale todo, pienso que No está mal pensar mal, porque esa verdad ya está manipulada; no es necesariamente mala como la sociedad nos lo ah impuesto.

Pesimismo profundo! también es una corriente que pocos prefieren, pero ahí está, y es buena también, para vos que sentís también esos zancudos, por todas partes, en estas lluvias, con miles de ideas, y regocijo retorcido para aquellos que no encontramos una repuesta reconfortante en ese ¨Todo va a estar bien, solo sonreí y seguí adelante ;) ¨
Aquí está para esa otra persona, que siente placer en un poquito de dolor al gusto, leve pero te recuerda que sientes de vez en cuando para vos aquí también lo oscuro es necesario de vez en cuando, porque sin contraparte no hay parte, y para que los que dicen estar bien estén bien, porque sin nosotros no podrían identificarse de esa manera, desde aquí los que nos necesitan son ustedes que son millones y están ahí en la luz, donde hay muchas cosas molestas sobre todo esos zancudos.



viernes, 20 de enero de 2017

ESTO ES UNA MEZCLA DE 2


Hoy ando disfrazado de ayer!

Y vos, como te Va?
Yo aquí escribiendo una porción de mi, para ventilar un poco sobre aquello que nos dejamos de contar.

No ha pasado mucho, pero ya no se dé vos, Y si vos sabes algo de mí, no es lo mismo, porque no siento, ni sentí ese placer de compartirte de primera mano mi día, esa constancia ya no está aquí.

Al final te das cuenta que a pesar de aparentar ser muy bueno llenando mi boca con palabras que tenían sentido, oportunas muchas veces inoportunas; a pesar de esto de darle vuelta a ideas en mi cabeza, nunca te escribí tu carta.

Esta sería como la tercera vez, o la cuarta que me provocas un ataque literario, o así le digo a esto, la verdad no llevo bien las cuentas, vos sos la que fuiste buena en eso siempre.

El primero para mi, fue como dos niños enamorados, su primera vez en muchas cosas, descubriendo nuevos sentimientos, nuevos sabores y colores, con ideas nuevas porque no nos conocíamos bien, y aquello de estar descubriendo un poco más de cada persona que somos, o que fuimos en ese momento.
Bastante emocional, carente de articulación o estructura, pero muy bonito ;)

El segundo fue como una autocrítica, intentando entrar en razón, aunque al final nunca logre alcanzarla, supongo que estas cosas no tienen lógica, grabe error de mi parte no haberlo descifrado antes.

El tercero fue destructivo EMO… De esos que en otra época supe como explotar, sacar de mí lo mejor, realmente me sentí creativo en esos hoyos.

Y por último hasta hoy esta esté…
Como lo definirías vos?
Descriptivo?

Al final solo quería saber de vos y compartir.