lunes, 30 de mayo de 2016

LA OBRA Y EL ARTISTA


Veni vos con tus manos, y apretame el cuello hasta que truene la tráquea, así va a ser tu cara esa última imagen que quede en mis ojos.

Y por qué rayos no te permitís matarme?
Así los dos vamos a tener una relación que dure para siempre, yo como tu víctima, pero principalmente como tu obra de arte.

El lienzo que dejemos para el recuerdo siempre va estar presente en la boca de algún loco, o en la cabeza de algún paranoico ansioso.

Vamos, sé que podemos hacer una obra de arte, así damos los dos lo mejor de cada quien, vos con tus manos y tu boca, y yo solo con estas letras.

Firma esta hoja, aquí y ahora, para que quede de evidencia, que esto no fue un arranque irracional de locura que se nos salió de las manos.

Más bien un poema que como todos aquellos sin forma, terminan de la nada y dejan entre signos un par de palabras incomprendidas.





La Obra.                                                                                            El Artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada