miércoles, 2 de marzo de 2011

INCOMPLETA

En esta tarde de suave viento y sol bajo la sombra de un gran cedro gris, leía un libro, sentada en una piedra, el clima fresco, el sonido de las olas resaltaba la ausencia de las demás personas, un lápiz esboza tu figura entre mis dedos, te acompaña poca ropa, un par de lentes de marco grueso, el cabello largo y ondulado suelto, leías un libro que desde aquí parece ser una novela.

Mis manos temblorosas hacen un intento por delinear tus pronunciadas curvas, que comenzaban desde el cuello a rematar con unos finos y corvados pies de talla media, mi corazón late con fuerza y se me hace mas difícil concentrarme para terminar un dibujo de esta imagen.
Pasa el tiempo y sigo entre papel y lápiz apaciguando mis deseos por hablarte, con la esperanza de vencer mi temor por intercambiar palabras luego de terminar tu silueta, tal ves mostrarte un poco de mi supuesto arte, vos esta desconocida que aun hoy día se mantiene sin rostro te levantas con el abatir de un par de hojas y el llamar de un vaivén de agua salada.

Solo me quedo con el recuerdo de esta bella criatura en silencio que cada día se aleja mas de mi vista caminando hacia el crepúsculo purpura de esa atardecer único en el que te deje incompleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada